31
Alba Plata

Todo lo que sé de la vida

Todo lo que sé de la vida, lo aprendí caminando.

 

Tropecé mil veces mil: la piedra del camino, estaba allí,

no la esquivé, o no supe verla.

.

Arrastré todas mis batallas perdidas y en el trayecto,

con las heridas abiertas, aún sangrantes, las lamí.

 

Anduve en la noche más oscura, sin perspectiva ni horizonte.

Me caí, me levanté, volví a caer. Resurgí de mis propias cenizas.

Y sacudiéndome el polvo, de nuevo emprendí el camino.

 

Inventé nuevas historias, dibujé corazones con sonrisas.

Tuve amores poniendo luz al día y poblé de estrellas a la noche.

Amé mucho, amé tanto que alguno hubo que me amó,

quizá no lo suficiente, el resto me borraron o me ignoraron.

Por no sentir,  ellos lo perdieron

 

Estoy fuera del mercado y ahora que soy más libre,

Ya no estoy de oferta.

 

Me mueven las cosas sencillas

Me pone una canción de Sabina,

me eleva un poema íntimo de Lorca

y con dosis máxima de alucine,

una de Tarantino me coloca.

Publicado la semana 83. 01/08/2019
Etiquetas
19 días y 500 noches , Experiencia , Con el corazón y la mente abierta , La vida misma
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
II
Semana
31
Ranking
1 98 0