20
Alba Plata

El punto

Esperaba terminar pronto. El día era luminoso y prometía una tarde magnífica para salir a pasear y tomar un refresco en el parque mientras los niños jugaban en los columpios. Llevaba horas frente al ordenador, enfrascado en elaborar el informe que mi jefe de Departamento me había encargado y, aunque agotado, continué. No podía retrasarme. Se hacía imprescindible entregarlo hoy pues se trataba de un buen cliente de la empresa, por demás, muy exigente. El teléfono no paraba de sonar. Me resultaba insoportable. El jefe presionaba para cumplir los plazos y había conseguido transmitirme su intranquilidad y nerviosismo. Y por si algo me faltaba, un minúsculo punto negro se posó en la pantalla y le di un manotazo, al rato aparecieron dos, repetí la operación y luego fueron tres y así la pantalla se llenó de moscas diminutas que cada vez se hacían más grandes: Eran un enjambre y todas juntas fueron a descansar sobre mi cabeza, explorando mi cabello, luego bajaron hasta la cara, entonces comenzaron a devorarme los ojos.

Publicado la semana 72. 15/05/2019
Etiquetas
El vuelo del moscardón de Rimsky Korsakov , El tiempo dedicado a escribir relaltos , Siempre leer donde se pueda , las moscas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
II
Semana
20
Ranking
1 296 0