49
Alba Plata

La maldición del hígado (I)

Noche  de paz, noche de amor,

todo duerme enrededor.

Entre los astros que esparcen su luz

brilla la estrella de la paz

 

En la calle, hacía un frío helador que taladraba  los huesos. La noche se había cerrado en una espesa niebla que impedía la visión a una distancia de cuatro pasos, así que, como pudo el joven doctor dejó estacionado el coche en el inmenso aparcamiento del nuevo hospital. Los dientes le castañeteaban y caminó deprisa hasta el vestíbulo frotándose las manos y cubriéndose la boca con la bufanda. Al entrar en el servicio de Urgencias ya notó el ambiente cálido que proporcionaba la calefacción, lo que hacía que el contraste de temperaturas con el exterior fuera considerable, así que,  allí mismo, se despojó del abrigo, la bufanda, los guantes y el gorro de lana.

Por el pasillo, se cruzaron varios compañeros que ya habían terminado su jornada  y le desearon Feliz Navidad. Uno de ellos se despidió con un alegre “Buena guardia, compañero”, que él agradeció con una sonrisa sincera. Hasta allí llegaba el delicioso aroma a café recién hecho, era la señal de que la enfermera  jefe ya llegó y estaba preparando la cafetera, algo que tenía por costumbre y la primera tarea antes de iniciar su turno.

En el cuarto de enfermeras, naturalmente decorado con motivos navideños, reinaba un ambiente relajado muy propio de las fiestas, festejaban también  que el equipo fue agraciado con un premio en el reintegro del sorteo especial en la Lotería Nacional de Navidad. No es que se tratara de una cantidad considerable, tanto como para dejar de trabajar, pero sí un pellizco que les permitió disfrutar de una cena especial sin privaciones, con mariscos, pavo trufado, mazapanes, polvorones, unas botellitas de cava y hasta bombones artesanales de higo. Los compañeros se mostraban alegres, pese a que la guardia les correspondió en uno de las noches más familiares  del año, la Noche Buena, y por razones de trabajo no podrían disfrutar con la familia.

En el cuarto la algarabía iba en aumento, se hacían comentarios sobre las noticias del día, del estado del tiempo y se contaban anécdotas simpáticas de los muchos hechos ocurridos durante las guardias. Desde luego todos y cada uno de los compañeros tenían muchas historias que contar pues las vivencias en Urgencias eran de todo tipo, tristes pero también alegres y divertidas.

“Buenas y frías noches”, saludó educado al entrar frotándose las manos heladas. Al unísono, como una sola voz, los compañeros le devolvieron el saludo. Se sirvió una taza de café y tomó asiento en una de las sillas que quedaban libres junto a la mesa, sobre la que alguien había dejado una bandeja de dulces navideños que esperaban ser degustados por todo el equipo.  Aterido de frío todavía, el doctor levantó la taza con ambas manos para calentarlas y cuando se disponía a tomar el primer sorbo de café, una de las nuevas enfermeras en prácticas entró bastante alterada.

- ¡Por favor, doctor, venga a boxes! No se lo imagina. Se trata de un caso insólito. No me tome a chufla, lo que voy a decir es cierto ¡Ha ingresado una mujer que pide que le saquemos el demonio que tiene dentro!

-¿Cómo?

 Se miraron todos con sorpresa y desconcierto y, sin poder reprimirse, estallaron en una atronadora carcajada. Ciertamente parecía que se trataba de una broma aunque, por la cara de preocupación de la joven, no parecía que estuviera de guasa.

¿Quién puede creer en el demonio hoy día, en pleno siglo XXI, cuando además hasta el mismísimo papa de Roma había proclamado que no existía el infierno, y por ende, tampoco el diablo?

-Ande déjese de tonterías, hoy  no es el día de los Inocentes. –Replicó el doctor que aun no se había repuesto de la friolera.

-Doctor créame, no es  broma. Es tan cierto como que estoy aquí frente a usted. Por favor venga. Sala 2. La paciente está muy agitada, no hay manera de que se calme. Temo que se autolesione.

Publicado la semana 101. 07/12/2019
Etiquetas
Noche de Paz Villancico , La noche de Navidad , Por la noche, mejor , Un caso insólito
Compartir Facebook Twitter
Género
No ficción
Año
II
Semana
49
Ranking
1 230 0