38
Marazul

ELLA

El cielo,

de un profundo azul,

borró todos los colores.

 

El amor de mi alma

era un grito a la ausencia.

Mis heridas despedían luz

cuando sus labios

me abrieron sus secretos,

celos sentí del misterioso velo

que cubría su garganta.

 

Desde entonces,

tan sólo existe un nombre:

¡Ella!

Publicado la semana 38. 17/09/2018
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
38
Ranking
0 138 0