37
Marazul

UN HOMBRE

Noche de estío.

Un hombre y las estrellas

cantan la misma canción.

 

Acompañan las aguas

su agostada memoria.

Turbios recuerdos se alejan

por el limpio cauce del arroyo.

Bailan las ondas en el río,

tiemblan las lenguas

de imposibles hogueras.

 

Sonríe el mar,

sus olas son caricias.

Titilan los luceros,

el cielo es armonía,

la noche rebosa paz.

Tirita el mundo;

sorprenden sus oídos

sensuales vibraciones.

 

Con rendida mirada

escala los viejos peldaños.

Negras sombras

agitan su pluma.

Su pecho sorprendido

por los puros sentimientos

de unos ojos que jamás olvidan.

Publicado la semana 37. 10/09/2018
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
37
Ranking
0 131 4