Semana
11
Lorenzo Ko

Ornamento; nieves estivales

Género
Poesía
Ranking
0 93 1

A Manuela

 

Con la lengua muerta, la vida,

alquimia ardua, el filo fragua

de versos que son agua roma;

solo porque me la bailen

y que el aire porte aroma

a mandarinas.

Amando rimas

como Petrarca a Laura ando

en el camino a Roma, raudo,

ya que trinos riman con su aura;

ya que soy un maula, ando.

 

Me pierdo por el árbol, por las ramas.

Dentro soy de mármol, fuera porcelana.

Del color de Warhol, prisma de la jungla urbana,

leo con los ojos de Picasso artículos de Larra.

 

Tiendo lazos, suelto amarras,

tengo cuerda y soga para ser lutier,

llaves para ser ujier de nuestra casa

y un amor que el cuerpo sobrepasa.

Homenajes de domingo y manta a los Lumière

en románticas comedias, quejidos de somier

o miércoles que existen solo por mi ex,

no sé qué me pasa.

 

Por doquier la voz desgasto en llanto:

lloran más mis comisuras que mis lagrimales,

lacra y males en besos, palabras y verdades

pasto de alientos retorcidos, en líos malogrados:

nieves estivales.

 

He escrito este poema a petición de Manuela Barreno, para ver si podía utilizarlo en un taller de danza que impartía en mi ciudad. Fue algo improvisado y busca, más que un sentido, que pueda ser algo movible, con matices contrastados a nivel emocional y físico. Al fin y al cabo, el objetivo es que alguien pudiese bailar mis palabras. No sé en qué medida lo conseguí, pero hay aquí alguna cosa que yo creo que merece la pena. Espero que os guste.

Publicado la semana 11. 15/03/2018
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter