33
Juan Palomo Calleja

EL LOKU

EL LOKU

Transcurridos unos días, sólo sentarme en la sala polivalente escucho un bozarrón que, con el trombón que usa su emisor a modo de boca me explota los tímpanos tal que así:

“¡ Tú, que te va esto, me puedes escribir un poema !”

Se llama Primitivo, pero se le conoce desde chiquito como El Loku

Es buena gente el muchacho, 1,90 m de altura, 118 kg de peso, nacido y crecido entre la flor y nata de uno de los barrios más conflictivos de la ciudad capital de provincia.

Buen tipo, currante, cotizó varios años que no le van a servir para un carajo porque lleva muchos sin poder hacerlo.

Buen tío, El Loku, gran sentido del humor, lo que denota inteligencia. Dice las cosas claras, con firmeza pero sin insultos ni amenazas, aunque mejor aceptes sus consejos, por algo le llaman El Loku.

Pues el muchacho, cuya sensibilidad poética está al nivel de un orangután, me suelta así sin avisar

“Tú, que te va esto, ¿me puedes escribir un poema?”

Yo, sin salir de mi asombro, balbuceo: “pero, pero, pero dame más datos”

Para una chica

Joder Loku, que no es fácil, ¡pero dame mas datos, coño!.    ¿Qué sientes tú por ella?

Pues eso, ya sabes, ¿no?

Vale

Dime al menos cómo es, si yo la conociera pues…

Es la Juana

¡Joder!, ¡si me caía como el culo!. ¿Como quieres que me inspire si tu eres lo menos parecido a un oso amoroso y esa tía se me atravesó

Pero esto tú lo haces en nada

Vamos pues,

 

“Vivo para recordarte

muero también por ello

vivo para vivir por tí

muero por morir contigo

Dulcemente

Y revivir”

 

Esta es una versión abreviada de la que originalmente le redacté, porque el puto poema tenía que caber en una nubecilla de un dibujo que pintaba a su damisela

Esto tampoco va a caber

Pues escribe más pequeño y no me toques más los güebos

Vale, lo intento

Le ha quedado muy bien el cuadro. Pero debido a la sensibilidad de orco que gasta me temo que la Juana le va a pillar: “esto te lo ha escrito Juan”, y a ver cómo se las apaña para negarlo.

Al Loku no le mentes la madre porque te revienta la cabeza. Le llama por teléfono, le viene a visitar, sufre.

Tuvo tres hijos, dos varones y una hembra. Ésta le ha salido bien, pero los varones no tanto. Su hermana le llama y también le visita. Del otro no cuenta nada.

Primitivo sufre “Trastorno límite de la personalidad”, una cosa muy mala. Ha estado largos períodos en la cárcel. En su barrio se trafica, trapichea y consume, y él se metió en todo y de todo.

Desconozco si el trastorno psiquiátrico es consecuencia de las drogas o anterior a éstas, eso ya no importa pero le llamaban “El Loku” desde crío, así que…

En otro entorno, familia, medios, nivel etc. etc. igual podría haber estado mejor tratado o diagnosticado, pero…

Lo cierto es que es un tío majísimo al que la cigüeña lo soltó en muy mal lugar.

Al salir de la UPD volvió al barrio.

 

Publicado la semana 33. 14/08/2018
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
No ficción
Año
I
Semana
33
Ranking
4 449 4