29
Juan Palomo Calleja

LOS TARADOS DE LA MESA REDONDA

LOS TARADOS DE LA MESA REDONDA

 

¡Chicoos, chicaas, sentaros a las mesas!

- ¡Que suerte!, ¡nos sentamos juntos!

- Sí, qué suerte más grande. ¿Vas a empezar con tus putas preguntitas?

- Nooo, para nada. Yo sólo escucho lo que me quereis contar. No presiono ni pregunto ni nada

- ¡Y un carajo!

- Te explico, ahora lo entenderás todo: ¿te acuerdas de mi cuaderno de notas en el Hestia?, pues casi sin darme cuenta he observado estos meses desde entonces de lo necesario de realizar alguna actividad que me haga estar ocupado y sentirme menos inútil para reflexionar gestionar emociones percibir más sosegadamente las circunstancias que me rodean y tal no sustituye a la terapia ni mucho menos aunque ayuda ya que ...

- Ahora entiendo tus preguntitas de entonces, claro, capullo, ¿vas contando mi vida por ahí?

- No, pero...

- ¿Qué coño me has dicho que estás escribiendo?

- Ahora he empezado el libro segundo que ...

- ¿Has escrito ya un libro?

- No, verás, es una clasificación provisional a los efectos de ...

- ¡ Que me has dicho s e g u n d o libro ¡

- Si pero es una mera subdivisión de un único volumen ...

- ¿Que tendrá dos libros?

- No, tendrá tres libros

- ¿Tres libros?, qué coño vas a decir de nosotros, ¡a quien se los vas a enseñar!

- Bueno es que lo he enseñado ya.

- ¿Que mierda te crees que tu eres para explicar nuestra miseria?. Idiota, nunca nos van a entender.

- Escucha y no me interrumpas, por favor

- gññeh ¡

- Estoy en el segundo manuscrito encaminado a invitar al entorno cercano es decir familia y cuidadores  a ponerse en la mente e incluso el cuerpo del enfermo que no es imaginario sino real con su medicación de varias pastillas al dia durante muchos años medicamentos muy caros no caramelos que no se inventa nada y que lo que tiene no se cura con los métodos que se imaginan irán bien tipo anímate levántate sal a dar un paseo no te aproveches que tu no tienes nada ya está bien coño que si estás así es porque quieres pues ahora te vas a enterar se ha acabado ya si no quieres curarte pues a la puta calle y, ¿por qué no?, a la sociedad en general al objeto de que deje de estigmatizar a los enfermos mentales toda vez que trasmito la percepción del enfermo psiquiátrico que con demasiada frecuencia termina evadiéndose de su vida de mierda con más mierda, ya me entiendes, buscando un alivio temporal al sufrimiento  que con el tiempo devienen conductas parasuicidas y destructoras que no es lo mismo que autodestructivas que también lo son ya que el alivio dura mientras dura la anestesia regresando a su miseria de vida con más culpabilidad que otra cosa y culpado por su entorno que entre una cosa y otra y otra y varias causas incluso        desde la niñez    no detectadas        maltrato infantil              entorno inestable            genética    me he follado a tu madre y a tu hermana y eres hijo del butanero.

- ¿Eh?, sigue sigue. Te escucho

- No, ya está. Preséntame a los compañeros.


 

- ¡Tengo una hambre canina!

- Claro, ya nos pasaba en el Hestia

- Nada que ver te he dicho ya, joder

- Vale, vale

- ¿Se sabe lo que hay para cenar?

- Sí, lo pone en ese listado diseñado por un dietista según las necesidades de cada tipo de paciente

- ¡Anda p´a casa!, mentiroso de mierda

- Levántate de la mesa, mira ese listado y lo verás

- Pues me levanto y voy ...

¡Juan, no os podeis levantar de la mesa!

- A ver quien es el mentiroso de mierda ahora. ji ji ji ji ji

- joputacabrón ¡

JO JO JO JO JO JO

El resto de la mesa ha tenido que soltar la carcajada por la novatada, para que no les estallaran las mejillas

¡La mesa tres, bajar la voz, por favoooor!

 

Publicado la semana 29. 22/07/2018
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
No ficción
Año
I
Semana
29
Ranking
2 441 1