Semana
20
Juan Palomo Calleja

INMACULADA DE LAS ANGUSTIAS

Género
No ficción
Ranking
5 109 9

La suegra del Saturnino se llama María Inmaculada de las Angustias. Madre doliente sin mácula alguna.

Devota cristiana, dechada de virtudes, concepcionadora de cuatro hijos como cuatro soles; después del cuarto hijo ya no ha follado más.

Tiene el cielo ganado, misa dominical, redentora de pecados ajenos, Ella nunca peca, libre de toda maldad. Su Pecado Original  fue eficazmente lavado con agua del río Jordán, librándose además de ir al limbo con mayor garantía ya que es sabido que los bautismos oficiados por obispo incorporan un pase VIP al paraíso.

Sabedora de que esta vida es un valle de lágrimas, las vierte con profusa avidez ante los no favorecidos con virtud primigenia como la que ella goza, los desfavorecidos son la gente, todos nosotros, pecadores irredentos que no sabemos ni freír un huevo.

Tras sacarse el título otorgado en dos semanas por la Sección Femenina de la Falange Española Tradicionalista y de las Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalista, fue maestra de escuela; de las buenas,  las de antes, de las de con flores a María, alegría en la casa del Señor, Credo en vísperas, de las de por mi culpa por mi grandísima culpa, Padrenuestro en maitines, como nosotros perdonamos a quienes nos ofenden; se caga en tu puta madre, pero a ti no se te escape un mecagüendios en su presencia. Ave María Purísima, señor director; sin pecado concebida niñas, longas sotanas con bragueta abotonada de los pies  a la papada, la letra con sangre entra, laboriosa bordadora, regla en ristre, hostias como panes, negritos sin bautizar, misiones al sur, y a Las Indias; hija de cacique y a la sazón jefe de abastos, estraperlo al por mayor, cien pesetas al cepillo, billete malva y azul, azul de la camisa nueva que tú bordaste en rojo ayer, billete maculado con sangre de Rojo, sudor de jornalero, patatas a lo pobre, liado de colillas, cañas y barro; a mandar que pa eso estamos, señorito; boina pringosa,  cabeza agachada, garbazos con carne de Rabia, lentejas con piedras, caldo de cebolla, sopa de ajo; a caballo por la finca, tu hijo que ya venga por aquí, Milana bonita, lozana tienes ya a la niña, a ver si usted pudiera hacer algo, que me lo matan, diecinueve años, que no sabía eso del sindicato, que es un ignorante, que si yo ya le decía, la juventud usted ya sabe señorito, los demás me han salido como Dios manda, pero ése y sus amigotes; pues si está donde está es que algo habrá hecho, ¿cuando bautizas al crío?, no se te muera de tifus o de sarna, o de tiña, o de viruela,  o de fiebres o de un mal viento; no si éste sólo tiene hambre; Dios proveerá; si usted lo dice, señorito; besugo en cuaresma, capón en Navidad, Misa del Gallo, ¿quién ha robado este nabo?; hostia en ayunas, vermú con gambas, tendremos que sacar de nuevo las pistolas, qué cosas tiene, señorito, si el Generalísimo vela por nosotros por la Gracia de Dios; tápate eso que hoy viene a comer el señor cura, tu niña me la envías luego, a la hora de siempre, donde la otra vez; lo que usted mande, señorito, pa eso estamos; hay algo pa cenar, de grandes cenas están las sepulturas llenas, ¡no me joda madre¡; que si me puede firmar el certificado, señorito; hable con el señor párroco, señorito; él también lo ha de firmar; a ver qué puedo hacer, Dios se lo pague señorito, sí, pero mándame a la niña; es que sin el papel no me dejan bajar de el Sevillano, ya sabe usted, mi marido en Miranda de Ebro; mucha suerte tuvo tu  hombre, Dios le perdone; si señorito, si él reza mucho, pero se bebía el jornal y luego decía unas cosas,  pero es un buen hombre, manda escribir unas cartas, me las lee la señorita Inmaculada, señorito, él dice que está bien pero no sé, ya sé que el señorito me dijo que no podía hacer nada pero…; no te olvides de enviarme a la niña, sí, señorito, a mandar que pa eso estamos; la señorita Inmaculada de las Angustias está ya bien gorda, gracias a Dios; sí, en un mandado me trajeron una vacuna de Alemania; ¿de Alemania, señorito?, si, aquí  de eso no hay, Dios bendiga al Fürher, lástima de mi Marcianin que tenía lo mismo, como un angelito me se fue, lo mismito que un querubín, qué pena más grande tengo, señorito; te he dicho lo de la niña, sí señorito guarde usted cuidado que donde el pajar estará; pero cuando se haya ido el señor cura, después de misa, ¿en la capilla del señorito, señorito?, claro, dónde va a ser, pareces tonta, usted perdone, señorito, me salió asín sin pensar, pues no pienses que no estás aquí para eso, basta de cháchara y sigue con lo tuyo

Y mándame a la niña

En este entorno y ascendencia fascista,  caciquil nacionalcatólica no podía crecer trigo limpio. Creció pues la futura suegra del Saturnino hasta ser un pan negro, duro, correoso, tóxico; que sabotearía la vida en pareja del Satur. 

Toxicidad.

A los toxicómanos se nos previene de sustancias, lugares y personas tóxicas.

Sustancias, fácil identificación.

Lugares, también: aquellos sitios y locales en los que consumimos dentro de zonas geográficas también tóxicas.

Personas, fácil de identificar una primera aproximación: aquellas personas con las que nos juntamos cuyo principal objetivo es el consumo de sustancias tóxicas.

Pero cuando me hicieron ver que el concepto de persona tóxica es más amplio, aunque tenga la misma denominación, me quedé entre sorprendido, incrédulo y temeroso. Son personas tóxicas desde el punto de vista psicológico, personas que nos perjudican emocionalmente, que nos causan dolor emocional, que son una causa de nuestras carencias, o que las incrementan.

Y son aquellas personas de las que es más difícil alejarse.

Puedes dejar de ir a los bares o locales donde consumías, que se encuentran en lugares o zonas determinadas y alejarte de las personas que allí encontrarás y tú vas a buscar.

Pero las personas tóxicas de tu entorno más cercano, laboral, personal, familiar…

¿Cómo te alejas de ellas?

Y estas personas tóxicas son una de las causas de tu desasosiego interior, de tus frustraciones, de tus carencias emocionales, de tu dolor emocional y de tu infelicidad.

Seas o no enfermo mental o drogodependiente estas personas tóxicas, en su definición psicológica, te han hecho y/o te siguen haciendo daño. Debes gestionar la relación con ellas si quieres alcanzar la paz interior, base imprescindible para tu crecimiento personal.

No es fácil.

() “ El sevillano “, tren de Sevilla a Barcelona, en plena migración interior en la hambruna de posguerra

(*) Cañas y barro

(**) Los Santos Inocentes

(***) Rabia: parásito de los garbanzos

 

Publicado la semana 20. 15/05/2018
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter