Semana
12
Juan Palomo Calleja

LAS NEURONAS NO DUELEN

Género
No ficción
Ranking
2 103 0

LAS NEURONAS NO DUELEN

Pero cuando alguna hormona,  neuroreceptores, o recaptadores de serotonina, o emisores de dopamina o alguno de los componentes que se encuentran dentro del habitáculo llamado cráneo no van finos, aunque sea por muy poquito, el cerebro se convierte en un órgano desordenado y disfuncional.

Como el trastero de la casa de algunos

Está el trastero, tiene de todo pero no encuentran  nada y, al final, muy al final acaban pidiendo el destornillador al vecino.  Está todo tan amontonado y desordenado que son incapaces ya de seguir revolviendo donde cada vez se acumula más inutilidad.

Cuando algo falla en el chismorreo entre neuronas la cosa no va bien. Primero lo atribuyes/atribuyen "a los nervios", luego te vuelves un poco rarito, después niegas la enfermedad, pasas cierto tiempo que no te metes fármacos porque "paso de tomar pastillas", después te tragas algunas pirulas,  "pero poco y sólo para dormir", luego te aumentan la dosis, y cuando llevas meses o años enfermo, cuando la cosa se hace permanentemente evidente y tienes dificultad para concentrarte, para recordar, para escuchar, para explicarte, dejas de comer porque pierdes también el apetito, o por las náuseas, te duelen los huesos o músculos en uno o varios puntos de dolor, tienes palpitaciones, te cagas la pata abajo con demasiada frecuencia, o sufres un estreñimiento perenne, te salen almorranas como solomillos, te tiemblan las manos, adelgazas alarmantemente, pierdes la paciencia con facilidad, estás siempre cansado o puntualmente hiperactivo sin solución de continuidad, te duele el pecho a la sospechosa altura de la patata ...

 

Si, esos síntomas son de origen psicosomático, ¿Psicoso queeee?, Psicosomático: le duele físicamente pero no pasa nada donde le duele,     ¿Me lo invento?, No no se lo inventa, ¡ Pero es que me duele ¡, Si pero no tiene nada , ¡ Pero es que no puedo respirar ¡ , Pues le voy a dar un volante para el psiquiatra y...

¿PARA EL PSIQUIATRA?, ¡YO NO ESTOY LOCO¡

No claro que no, pero los síntomas psicosomáticos pueden evidenciar algún tipo de trastorno ansioso o depresivo que...

¡QUE LE HE DICHO QUE NO ESTOY LOCO¡

Nooo, y yo tampoco se lo he dicho, pero resulta que se califica como psicosomático al trastorno psicológico que genera un efecto físico, provocando alguna consecuencia en el organismo.

Puede decirse, por lo tanto, que una afección psicosomática se origina en la psiquis y después ejerce una cierta influencia en el cuerpo.

Dicho de otra manera, calificar una enfermedad o una dolencia como psicosomática supone atribuirle una causa emocional.

De todos modos, saber con exactitud qué tan importante es la mente en el desarrollo del trastorno en cuestión resulta imposible para la ciencia ya que entran en juego diferentes variables que no pueden cuantificarse.

Un estado de nerviosismo puede desencadenar procesos psicosomáticos. Un adolescente que está a punto de rendir un examen, por citar un caso, puede tener taquicardia y sudoración excesiva en las manos.

Cuando el desequilibrio psicológico se extiende en el tiempo y no obedece a una única situación extraordinaria, el problema psicosomático puede ser persistente.

Un individuo que sufre un trastorno de ansiedad con ataques de pánico puede sufrir, de manera recurrente, desde mareos hasta colitis, pasando por náuseas y dolor en el pecho.

La mente o las emociones pueden causar estos síntomas psicosomáticos, no obstante, no es fácil  determinar con exactitud tal relación. Ahora bien, existen una serie de relaciones que la ciencia ha establecido entre la depresión, el estrés y la ansiedad , por ejemplo, y ciertos cambios en el organismo, dado que dichos males afectan diferentes hormonas, tienen influencia directa en varias enfermedades y nos vuelven más susceptibles al dolor.

Estos son algunos síntomas que, junto con la ansiedad, pueden generar en nuestro organismo:

* Dolor de cabeza, desmayos, parálisis muscular y vértigo (cuando ataca al sistema nervioso);

* Visión doble, ceguera, afonía (los sentidos)

* Taquicardias y palpitaciones (sistema circulatorio)

* Opresión o dolor en el pecho, sensación de ahogo (sistema respiratorio)

* nauseas y vómitos, diarrea, sequedad en la boca, estreñimiento (sistema digestivo)

* Dolor o tensión muscular, cansancio (sistema osteomuscular)

En consecuencia,  dichos síntomas son muy comunes, por lo que es difícil diagnosticar un cuadro psicosomático, dado que se trata de males poco específicos y...

- ¿Entonces, estoy loco ?

- Tome este volante y pásese por administración; le darán hora para el psiquiatra,  dentro de 163 días (*)

¡ Siguiente visita, por favooor ¡

 

En definitiva, cuando la azotea se asienta malamente desconcierta  al enfermo y su entorno. Yo conozco los síndromes de carácter ansioso, depresivo o ansioso-depresivo. 

No podemos buscar una explicación entendible por nuestro pensamiento físico-tangible-racional-causal y médicamente ignorante:

El pie se rompe => el pie duele

El alma se rompe y también duele, pero tardamos mucho tiempo en pillarlo, casi siempre llegamos tarde y mal.

(*)Nota: 163 días de media de espera para visita con el especialista. Datos del Institut Català de la Salut  publicados a 4 de abril de 2016.

Publicado la semana 12. 22/03/2018
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter