49
JM Dorrego

Imagina

El clavadista de nuestro circo, Beto Balboa, es capaz de lanzarse desde un trampolín colocado en la cúpula de la carpa, realizar varios mortales en el aire, entrar de cabeza dentro de un dedal lleno de agua y salir sonriendo mientras se alisa el pelo con la palma de la mano y saluda al respetable mostrando su blanquísima dentadura. A los espectadores les entusiasma ese número.  En realidad, el truco es mucho más sencillo de lo que se pudiera pensar.  Lo cierto es que el trampolín no existe. Las piruetas que realiza en el aire, son solo una ensoñación del público. Un público falso, por supuesto. Incluso yo, que escribo esto, y ustedes que lo leen, somos de mentira.  Lo único real en esta historia es Beto Balboa. Los demás solo somos producto de su imaginación.

Publicado la semana 49. 03/12/2018
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
49
Ranking
0 42 6