39
JM Dorrego

Recursos (casi) humanos

En los circos de segunda clase, a los leones les extraen los dientes con unas tenazas para anular el instinto (lógico, comprensible) de arrancar la cabeza del domador cuando éste, en plena actuación, la introduce dentro de sus bocas. En nuestro circo, muchísimo más sofisticado, al domador le arrancamos previamente la cabeza. Con los leones, toda precaución es poca.

Publicado la semana 39. 24/09/2018
Etiquetas
En pista
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
39
Ranking
0 56 3