Semana
13
JM Dorrego

Confesiones del payaso triste

Género
Relato
Ranking
1 100 2

Vivir por todo lo alto de nuestros bienes gananciales fue mi primera intención en cuanto me la presentaron. Lo reconozco: moralmente, soy lo más parecido a una rata. Ella era una prometedora trapecista, hija de una de esas prestigiosas e interminables sagas de trapecistas centroeuropeos. Yo, un descastado metido a payaso. Si me mantenían en plantilla era por pura compasión, soy consciente. Luego vino lo de su accidente y así quedaron las cosas: ella en silla de ruedas como partener del lanzador de puñales y yo, como siempre, de payaso triste. Patético. Pero que sepa que, en ocasiones, por las noches y cuando intuyo que nadie nos observa, sonrío para ella. Y solo para ella, que conste ¿Está usted anotando? 

Publicado la semana 13. 28/03/2018
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter