41
Jesús Andrés Pico

Epistolario de Amelia .41

Amelia, cielo mío,

El pasado fin de semana estuve cerca de ti, cerca del cielo estuve.

Cumplía años Eloy, allá por Cubelles y yo, un poco más lejos, navegando en un mar de versos y olivos, me adentraba en un pueblo de postal navideña anclado al pie del macizo dels Ports de Tortosa, en la comarca del Montsià, pasado el Ebro. Escalas al cel, fue un encuentro de poetas, una trovada en dos idiomas organizada por la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Mas de Barberans con Eli al frente. Cerca de cuarenta poetas recitando sus, nuestros, poemas en las escaleras que unen las calles del pueblo y en lugares emblemáticos del mismo. Poetas de toda Catalunya y, que se sepa, al menos una colombiana, una valenciana, un granaíno y un vallisoletano.

Tras un primer contacto durante la cena y larga sobremesa del sábado en el restaurant Lo Racó con Josep (creador de estos encuentros, allá por 2014), Fifo ya para siempre, que, junto a Diana, compartió versos y amistad con los representantes de Poesía a trenc d’alba, tras este primer y encuentro lírico y ameno, digo, fuimos recibidos, muy bien recibidos, al día siguiente de mañana en el museo de La Pauma, por Eli, regidora de cultura, que nos mostró el museo y nos ofreció un suculento desayuno de bienvenida con un ponto de olivos desperezándose a nuestros pies. Mas es pueblo de tradición oleícola y artesana, referente en artesanía de enseres confeccionados a partir de las hojas de la palmera enana, margalló en catalán y pauma localmente, la chamaerops humilis descrita por Linneo, única especie de palmera autóctona de la Península Ibérica (¡Qué bien me he documentado, mi niña!)

Prosiguió la mañana lírico festiva con un festival de versos y música bajo la batuta de Silvia que iba introduciendo a cada poeta y poniendo en situación al lúdico y absorto respetable. En grupos distribuidos por escaleras, arropados y acompañados, muy bien acompañados, por la ductil y melodiosa voz de Pili y los acordes que Carlos y Nai arrancaban, virtuosa e impecablemente, a las cuerdas de sus instrumentos. Los tres artistas, al finalizar la mañana, nos ofrecieron bellos y emotivos momentos musicales. También los alumnos del I.E.S. Les Planes y el C.E.I.P. Teresa Subirats  tocaron las fibras más sensibles de nuestro ser recitando, cantando y defendiendo el planeta de todos. Y fue momento de reencuentro, Montse, Mercè, Júlia… y de nuevas amistades. Los de Sabadell: Araceli, Carmina, Pedro, Jaume, Jesús y acompañantes, Sra.de Baigual, Rafi, Feli y Emilio que también participó en el recital, disfrutamos declamando y escuchando en la galeria dárt Lo Fato y confraternizando en el posterior dinar de germanor. Tras las despedidas, nos embargó la sensación de ser partícipes de algo inefable y bello cuyo aroma y recuerdo quedó flotando entre cielo y olivares, entre peñas y nubes, esperando anhelantes el próximo año para crear, revivir, fortalecer nuevos y antiguos lazos, mientras rozagantes versos ascienden escaleras al empíreo.

Y tú dirás, quizás con razón, que por qué te cuento esto. Ya te lo he dicho, cariño, porque estuve cerca del cielo, cerca de ti estuve.

 

Y el miércoles puse los pies en el suelo. Toqué la gloria con los dedos y acabé por el fango. Me sentí como el delantero que, a puerta vacía, manda el balón a las nubes. Pasé la noche, consumada la derrota, desvelado, dándole vueltas a lo ya inevitable, a lo acontecido y aún no revelado. Pero esta experiencia te la contaré cuando suceda, en la semana 45, ya sereno y resignado.

Sereno y resignado, sin tu amor que un día perdí, asciendo, escalera de palabras, al cielo de tus pestañas que me acogen, absuelven y abanican.

Publicado la semana 93. 12/10/2019
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
No ficción
Año
II
Semana
41
Ranking
2 347 0