24
Jesús Andrés Pico

ES NECESARIA LA LLUVIA

Por los campos azules de las blancas cuartillas

roturados de tiempo, aromados de sueños,

va cayendo despacio en la sincera herida

esa savia menuda del árbol de las nubes,

ese maná celeste de recuerdo y semilla.

 

La necesaria lluvia para borrar la sed

y el polvo acumulado en alforjas sencillas

donde guardo los frutos de otras aguas pasadas

-cosechas bien logradas que fui haciendo mías-

se desprende del cielo empapando mi rostro.

 

Escribo como llueve, con gotas como espinas

en la frente del viento, inclinadas, girando,

como el agua que pasa siempre igual y distinta

recogiendo otras aguas en lo alto engendradas,

abono de la tierra por tanto amor henchida.

 

Escribo cuando asciende la humedad de la tierra

y dibujan sol y agua colores de la dicha.

Camino con los labios abiertos cara al cielo

y los ojos cerrados recibiendo la risa

tan sonora y callada que nos brindan las nubes.

 

Escribo para luego, mojado por la vida,

oreo sentimientos al ozono del aire

por secarme la sangre y secarme la tinta,

por secarme la lluvia que ha calado los versos

y el corazón quebrado como una rama herida.

Publicado la semana 24. 15/06/2018
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
24
Ranking
1 211 0