49
Jesús Andrés Pico

MADEIRA

                                       Para Pedro y Rafi

 

Hay océanos que jamás surcaremos,

mares remotos fijados en mapas de sueños,

abruptos perfiles, sinuosas costas, islas feraces

que no hollaran nuestros pies.

 

Lugares que vemos con otros ojos,

paraísos contados junto al fuego

estival de una copa de oporto.

Parajes que aguardan nuestros besos

como se espera la lluvia en el desierto

o favilas de estrellas en las cumbres más altas.

 

Enclaves ignotos como mundos paralelos,

destinos que se alejan de la proa

del barco del destino,

que nos llaman, desnudos,

por los mapas del tiempo,

tendidos y mojados como un mar

después de la tormenta.

 

Y vamos hacia ellos

como vamos al amor,

como a la muerte vamos

persiguiendo su nombre, su estela y su leyenda.

 

Hay nombres de agua en el corazón

del océano.

                          Como Madeira.


 

 

Este poema bien podría figurar en Los nombres del agua, como otros aún no escritos. Y es que un libro de poemas, aunque esté publicado y haya sido premiado, no está concluido mientras el poeta aliente. El poeta escribe un único libro, trasunto de su vida que copia (o trasunta) con su propia sangre de un incunable o un inmemorial cantar. Y lo hace por entregas, por volumenes que van conformado su obra completa y definitiva.

Publicado la semana 153. 02/12/2020
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
III
Semana
49
Ranking
2 195 0