38
German NM

La última travesía

El sendero se abría ante él rodeado por dos barrancos.

La maleza cubría el suelo, posiblemente ocultando el barro y los charcos que había debajo.

El viento soplaba fuerte, racheado.

Comenzó a llover.

Primero, una suave llovizna. Al poco rato, un aguacero.

Permaneció impasible.

Sabía que lo tenía que atravesar.

También sabía que sería la útima vez que lo haría.

Que más daba.

Su destino estaba escrito desde hacía tiempo.

Alguna vez tenía que terminar todo.

 

Publicado la semana 90. 19/09/2019
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
II
Semana
38
Ranking
0 289 0