Semana
08
German NM

Cicatrices

Género
Poesía
Ranking
2 129 0

Desde lejos, se veían en su rostro las huellas de la batalla.
De la lucha continua que mantenía con sus demonios internos.
Del descomunal esfuerzo que hacia para conseguir levantarse cada mañana.
Para terminar con el intenso insomnio en el que se había convertido cada noche.
Porque era un cadáver ambulante, porque no tenia ganas de seguir viviendo, de proseguir con la inmensa farsa que había llegado a ser su inútil y vacía existencia.
Cada minuto se transformaba en una lenta agonía, en un episodio mas de la cuesta abajo por la que rodaba desde hacia tiempo.
Caminaba sin rumbo fijo por las calles de su ciudad, intentando adivinar en las caras de los viandantes, si había alguien dispuesto a ayudarle a cumplir la que debía ser su ultima misión : morir de la forma mas brutal posible, a manos de algún psicópata que le arrancara la poca vida que le quedaba ya.
Lo único gracioso es que, probablemente, seria recordado como un héroe.
Como alguien que dejó una huella en algunas cosas de las que hizo.
Pero el chiste no durara mucho.
Poco tiempo después de su muerte, empezara a salir a la luz todo el daño que había hecho, se sabrán quienes son las personas a las que había arruinado la vida, a las que había robado impunemente, a plena luz del día, incluso delante de sus propias narices, amparándose en su perfecto dominio del arte de la mentira y la manipulación.
Y, si hasta ese momento, alguien hubiera tenido la tentación de echarlo de menos, negará rotundamente este hecho.
Todos dirán que ya lo sabían, pero disimulaban para no despertar su ira, todos dirán que lo odiaban, pero disimulaban para ser educados.
Por eso, el día que muera, de su boca no saldrá ningún nombre durante la agonía, porque nadie hizo mérito en su vida para merecer tal privilegio.

Publicado la semana 8. 22/02/2018
Etiquetas
Desorden y Experiencia , La depresión , Mejor, nunca
Compartir Facebook Twitter