10
German NM

La fiesta (26)

Fue la anfitriona quien habló.

"Señor comisario. No puede retenernos a todos los que estamos aquí hasta que alguien confiese. No es legal".

Le contestó la inspectora Rodriguez : "Hostias, mira tu la rusa. Se sabe de memoria las leyes españolas. Es lo que tiene comer de todo, ¿verdad, bonita?, que se adquiere mucha cultura. Lo mismo le comes la banana a un abogado que la almeja a una jueza. Así cualquiera llega a eminencia. Pues hoy, todo esa sabiduría te la metes por dónde menos te guste".

La rusa puso cara de malas pulgas, pero se calló.

Habló la madrileña. "Propongo que cada uno diga dónde ha pasado la última media hora, para ver si alguien más lo corrobora, y así ir descartando sospechosos".

Ahora fue el comisario Torres quien habló, en un tono de extrema burla : "Eso, cómo en las novelas de Agatha Christie. Vamos a jugar a adivinar quien ha sido el asesino. Perdón por no haber traído el smoking. Hubiera sido más apropiado". Ya en tono más serio, continuó : "Pero no es tan mala idea. Empiece usted".

"Yo estaba aquí con mi amiga la rusa. (Mirando a la inspectora Rodriguez) Esta noche le apetecía marisco".

El comisario señaló a la rusa : "Y tú claro, dirás lo mismo".

"Exacto, señor comisario. Esta noche prefería marisco".

"Pasemos al joven al que le estaban haciendo el trabajito. ¿Que tiene usted que decir?" preguntó Torres.

"Yo, nada. Su compañera le puede contar lo que vió", dijo el madrileño.

"Si, ella os pilló "jugando a los médicos". Pero, hay una cosa que no me cuadra, amigo. Yo no es que vea mucho porno, pero algo he aprendido de esas películas. Si la chavala esta te la estaba comiendo y estabais todavía medio desnudos, es que estábais empezando la faena, con lo cual no llevabais mucho rato juntos. Pudiste cargarte a esos tíos y meterte rápidamente en la habitación con ella, para que así nadie sospechara de tí. ¿Estoy en lo cierto?".

"Llevábamos casi una hora en la habitación. Habíamos estado charlando e intimando. ¿O es que usted es de los de aquí te pillo y aquí te mato?".

El comisario Torres miró a la chica que estaba con el madrileño, y dijo "Sin ánimo de ofender, señorita". Y volviéndose al madrileño, le respondió : "Con las putas no hay que ligar, gilipollas".

Dirigiéndose a la inspectora Rodríguez, continuó : "Ponle las esposas, y nos lo llevamos a la comisaría. Allí nos lo terminará de contar todo".

Publicado la semana 62. 09/03/2019
Etiquetas
Il barbieri di Siviglia , Novelas y películas de detectives , En cualquier momento
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
II
Semana
10
Ranking
2 83 0