Semana
44
German NM

La fiesta (13)

Género
Relato
Ranking
2 25 0

Sentados en la terraza de un restaurante de Puerto Banús, dos hombres, elegantemente vestidos, están cenando tranquilamente.
Aunque ninguno de los dos es español, la conversación que mantienen se desarrolla en castellano.
"¿Crees que habrán llegado ya a la fiesta los dos jovenzuelos?".
"No lo sé con seguridad. Si tanto te preocupa, voy a ponerme en contacto con Cindy, una de mis chicas, que está allí, y le pregunto".
"Si, por favor", le responde el otro, "Y, por cierto, ¿con quien la has conseguido emparejar hoy?".
"Ja, ja", responde, "Va con el de siempre. Se ha encaprichado totalmente de la rubia. Por eso, cada día le cobro más.
Le saldría más barato casarse con ella".
Su interlocutor le ríe la ocurrencia.
Saca un móvil del bolsillo de la chaqueta, abre el whatsapp, busca el contacto, y le escribe un mensaje en inglés.
"Are the birds in the nest?".
Esperan un momento, y reciben una lacónica respuesta.
"Yes".
Responde con el típico pulgar levantado, y guarda el móvil.
"Ya han llegado".
"Esperemos que hagan exactamente lo que le hemos pedido. Para eso le hemos salvado la vida".
"¿Tu crees que los ocupantes del coche iban a matarlos?".
"Seguro. Ese coche es de uno de los ingleses".
"Pero los ingleses son mucho más discretos que eso. No matan ni secuestran a las personas en la terminal del aeropuerto".
"No podíamos arriesgarnos. Sin los madrileños, nuestro negocio se va al traste".
La camarera se les acerca en ese momento.
"¿Van a querer otra botella de champagne los señores?".
"Si, por favor. Por cierto, las ostras están deliciosas, como siempre".
"Muchas gracias, señores. Me alegro de que estén disfrutando de su cena. En seguida les traigo la botella".

Mientras tanto, en la zona destinada a la descarga rápida de pasajeros en el aeropuerto de Málaga,un vigilante observa que hay un coche parado en ella desde hace más de una hora.
Se acerca para advertir a los ocupantes de que hace rato que debían haberse ido de allí.
Cuando toca en la ventanilla del conductor, éste ni se gira para mirarlo.
Vuelve a tocar.
Ni caso.
Abre la puerta con rabia, y el conductor del vehículo cae al suelo como un fardo.
Tiene el cuello rajado de lado a lado, y un río de sangre le recorre la camisa.

 

 

Publicado la semana 44. 04/11/2018
Etiquetas
The Residents , Novela negra , En cualquier momento
Compartir Facebook Twitter