Semana
36
German NM

La fiesta (5)

Género
Relato
Ranking
2 73 0

Cómo había obtenido el mejor resultado en el hoyo 1, tenía el honor de salir el primero en el 2.

Procuró concentrarse en el golpe, y despejar la mente, aunque no podía evitar que las últimas palabras que oyó resonaran en su cabeza.

Un par de swings de prácticas y ¡bingo! otro certero drive al centro de la calle.

"Bravo" le dijo uno de sus acompañantes. "Thank you" le contestó.

Elegantemente, permaneció en silencio durante el turno de sus tres compañeros de partida, los cuales tuvieron suerte dispar con sus salidas. De hecho, uno de ellos envió la bola al arroyo que bordeaba la derecha de la calle, y hacia el punto donde tenía que dropar se dirigieron los cuatro.

Inició la conversación. "Me ha parecido entender que vais a asistir a la fiesta que se celebra esta noche en el "Falcon". ¿Estoy en lo cierto?".

Uno de sus acompañantes le contestó : "¿Estás al tanto de esa fiesta?".

"Si, estoy invitado".

Rieron los tres. Uno de ellos le pasó la mano por el hombro y le dijo, en tono jocoso, "Bienvenido al club de los caballeros perversos".

El replicó, en el mismo tono, "Muchas gracias. Cómo muestra de agradecimiento por admitirme, hoy llevaré bocaditos de nata".

Otro de sus acompañantes se arrodilló ante él, en medio de la risa de los otros dos, y dijo en un tono que imitaba al ceremonial : "¡Oh, mi señor! Acaba usted de ganar mi profunda admiración por su persona y mi eterna amistad. Alguien que irrumpe con tanta fuerza en nuestro selecto club, merece ser un candidato inmediato a su presidencia".

No supo bien cómo reaccionar. Por suerte para él, el compañero que había tirado la bola al agua, inició la preparación para el segundo golpe, y todos quedaron callados.

El siguiente en tirar era él. Su drive había estado centrado, pero, como era habitual en su juego, no había sido muy largo, así que aún tenía trabajo por delante para llegar a green. Sacó de la bolsa una madera de calle. Mientras hacía sus swings de práctica notó que le vibraba el móvil. Se colocó a la bola, y golpeó. No fue un mal disparo, pero la bola se cerró un poco, y terminó en uno de los bunkers que protegían el green por la izquierda.

"What a pitty!" dijo uno de los jugadores. "Yes, a pitty" corroboró él.

Mientras terminaban de tirar sus acompañantes, miró el móvil. Tenía 3 whatsapps de su compañera de trabajo.

En el primero le decía : "Hola. Espero que no te olvides de la fiesta de esta noche".

El segundo era una foto de su amiga extranjera haciendo topless en la cubierta del barco.

El tercero era un video dónde las dos chicas se besaban apasionadamente.

 

 

 

Publicado la semana 36. 04/09/2018
Etiquetas
Hardcore , La vida misma , Antes de salir de marcha
Compartir Facebook Twitter