Semana
35
German NM

La fiesta (4)

Género
Relato
Ranking
2 60 0

Cómo no disponía de mucho tiempo, sólo adquirió un green-fee para nueve hoyos.

Lo encuadraron en una partida con otros tres jugadores que salía en ese momento, así que saldría al campo sin calentar ni practicar.

Cuando llegó al tee del 1, notó que a sus compañeros de partida eran extranjeros, así que los saludó en inglés, y en ese mismo idioma le respondieron.

Pidió salir el último, para así poder al menos estirar un poco antes de dar el primer golpe.

Se fijó en los golpes que daban sus compañeros de partida, y vió, con cierto alivio, que tenían un nivel de juego medio-bajo, muy parecido al suyo.

Cuando llegó su turno, hizo un par de swings de práctica, y golpeó la bola con decisión. Por fortuna, consiguió pegar un buen drive, no muy largo, pero bien centrado.

"Good shot", le felicitaron. "Thank you", contestó. Y comenzaron a caminar.

Mientras llegaban a donde estaban sus respectivas bolas, la conversación comenzó con los típicos tópicos de estas situaciones.

Uno de los extranjeros le preguntó "Where do you come from?", a lo que él respondió : "Madrid".

Y entonces le dijeron : "Pues entonces, vamos a hablar en español, si nosotros pasamos la mayor parte del año aquí".

Aunque dominaba perfectamente el inglés, la verdad es que sintió algo de alivio. Siempre temía meter la pata cuando hablaba en otro idioma, sobre todo en las conversaciones coloquiales, llenas de giros y modismos heterodoxos.

Terminaron el primer hoyo con cierta celeridad, ya que todos los jugadores estuvieron acertados, y no hubo demoras innecesarias.

Mientras caminaban hacia el tee del hoyo 2, se repartieron en dos parejas. El caminaba delante con otro de los jugadores, y detrás caminaban los otros dos.

Escuchó como la pareja que iba detrás reía, y prestó algo de atención a su conversación. Hablaban en inglés, pero no tuvo ninguna dificultad en entenderles.

Uno de ellos le decía al otro que esperaba que sus anfitriones de esta noche tuvieran mejor gusto con las chicas que en la última ocasión, y el otro le contestaba que no se preocupara, que ya había recibido fotos de algunas de las chicas que irían al barco hoy, y que eran impresionantes.

Pero lo que realmente llamó su atención fue que su compañero de paseo se volvió hacia ellos, y les dijo, en perfecto español : "Esperemos que hoy no falten los bocaditos de nata, porque sin ellos, la fiesta no será la misma".

 

 

Publicado la semana 35. 29/08/2018
Etiquetas
*Starman de David Bowie , Todo lo vivido , En cualquier momento
Compartir Facebook Twitter