46
German NM

La huida (24)

En la comisaria de Livorno, uno de los agentes, estaba repasando la cuenta oficial de mail.

Entre los típicos mails relativos a personal, descansos y vacaciones, encontró uno que venía directamente desde Roma, comunicando la desaparición de un joven en España, ocurrida inmediatamente después de la muerte de sus padres.

Había fuertes indicios de que el joven podía estar en algún lugar de Italia, por lo que se había decidido comunicar el hecho a todas las comisarías, por si algún agente lo veía. 

No se le culpaba de nada, ni se pedía su detención. Simplemente, si se daba con él, se le pediría que se identificara, y que acompañara al policía que lo encontrara a la comisaría más próxima, simplemente para que contestara unas preguntas, que venían especificadas en el mail.

Caso de que se negara, o mostrara resistencia, sólo se pedía que el agente que lo encontrase lo siguiera, e intentase recabar todos los datos posibles sobre dónde se hospedaba en Italia.

Al mail le acompañaba una foto de la persona en cuestión.

El agente se preguntó que porqué se referían siempre a un joven, cuando la persona que aparecía en la imagen tenía un aspecto totalmente andrógino.

Se levantó a tomar un café, cuando se encontró que en el mostrador de la comisaría estaban Amadeo y su mujer, Charo, los dueños de la taberna dónde solía comer con su familia, algún que otro fin de semana.

"Ciao, Amadeo e la sua bellissima moglie. Cosa ti porta qui?".

"Ciao. Crediamo di sapere qualcosa sul ragazzo spagnolo. Da cui è fuggito".

"In questo momento ho appena letto l'email in cui ci chiedono di provare a interrogarlo se lo troviamo. Sai dove vive?".

"Non quello. Ma una volta è andato a cena nel nostro locale".

"Saresti così gentile da farci sapere se torna lì? Se possibile, non appena arriva. Assicurati che non se ne accorga e che mangi tranquillamente, in modo che abbiamo il tempo di arrivare".

"Non preoccuparti. Lo faremo. Vediamo se ci vediamo presto nei nostri locali, agente"

Traducción de la conversación :

"Hola, Amadeo y su bella esposa. ¿Qué os trae por aquí?".

 "Hola. Creemos que sabemos algo sobre el chico español. El que se escapó".

"Ahora mismo acabo de leer el correo electrónico pidiéndonos que intentemos interrogarlo si lo encontramos. ¿Sabéis dónde vive?".

"Eso no. Pero una vez fue a cenar a nuestra casa."

"¿Seríais tan amables de avisarnos si vuelve? Si es posible, tan pronto como llegue. Asegúraos de que no se dé cuenta y de que coma tranquilamente para que tengamos tiempo de llegar".

"No se preocupe. Lo haremos. A ver si lo vemos pronto en nuestro negocio, agente".

 

 

Publicado la semana 150. 12/11/2020
Etiquetas
Violín , La vida misma , En cualquier momento
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
III
Semana
46
Ranking
2 158 0