40
German NM

La huida (18)

Hace una semana.

La finca de los Manzaneque estaba, literalmente, tomada por la policía.

En el hall de la casa debía haber, al menos, seis agentes tomando fotos desde distintas posiciones al cadáver de la señora de la casa, la cual yacía en una postura poco menos que inverosímil, producto de lo que, todo parecía indicar, era una caída desde lo alto de la imponente escalera.

En el dormitorio principal, otro buen puñado de agentes tomaba fotos al cadáver del marido. Varias fotos al arma con el que, casi con toda seguridad, se disparó, otras fotos al lugar donde el casquillo de la bala se empotró en la pared, y también tomaron fotos a la ridícula postura en la que quedó el hombre sobre el sillón.

"No ha tenido estilo ni para morirse", comentó uno de los agentes.

"Ella, sin embargo, parece que está posando para las cámaras", le contestó una compañera.

Un hombre y una mujer interrogaban a la asistenta personal del matrimonio.

"Ya se lo he repetido una y mil veces", decía, "me despertó el disparo, y lo siguiente que escuché fue a la señora chillar como una loca. Cuando salí de mi habitación, sólo acerté a ver como caía por las escaleras".

"¿Vió al hijo de los señores?", le preguntó la mujer.

"No, no lo ví. Estaría de juerga, como hacía todas las noches. No paraba en casa nunca".

"¿Dónde está ahora?", le espetó el hombre.

"No lo sé, no lo he visto todavía".

"Lo ha llamado por teléfono?", era la mujer quien preguntaba.

"Varias veces. Pero está apagado".

"¿Me puede decir el número?", inquirió el hombre.

"Si. Espere que lo busque". Saca su móvil. "Es éste", dijo señalando el teléfono.

En ese momento, a miles de kilómetros de distancia, un barrendero de Roma estaba sacando un teléfono móvil de una papelera en plena Piazza Navona.

Como era un modelo muy caro, y en perfecto estado, decidió encenderlo para ver si funcionaba.

Justo en ese instante, empezó a sonar.

El barrendero contestó : Pronto?

La voz al otro lado le dijo : "Le habla la policía española. ¿Es usted el hijo del matrimonio Manzaneque?"

El barrendero tiró el teléfono al suelo, lo pisó, lo recogió con su badil y lo arrojó al bidón.

Masculló para su adentros : Cosa ti ha detto tua madre? Che non prendi ciò che non è tuo.

El policía le dijo a su compañera : "El cabrón éste está en Italia. Casi seguro".

 

 

 

Publicado la semana 144. 30/09/2020
Etiquetas
Rock , La vida misma , En cualquier momento
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
III
Semana
40
Ranking
0 159 0