18
German NM

El representado (y 7)

Cuando llegó a la galería, a la hora convenida, encontró a Esperanza en la puerta, fumando un cigarrillo con cierto nerviosismo.

Se saludaron, y él le preguntó que era eso tan urgente que tenía que contarle.

"Mira, no sé ni por dónde empezar", fue lo primero que dijo Esperanza. "Reconozco que, si lo piensas fríamente, la principal culpable de lo ocurrido soy yo, por ser tan débil y ceder pronto a las tentaciones, pero yo no podía ni imaginar que los acontecimientos se iban a desarrollar así".

"Cuéntame lo ocurrido. Con tranquilidad. Tu sabes que yo estoy ya curado de espanto de todo".

"Mira, estos dos aparecieron, cómo por casualidad, por la galería. Decían que venían de comprar vino en la vinoteca de aquí al lado, y que habían pasado a saludarme. Y que, si me apetecía, podíamos abrir una de las botellas, que estaba conservada en la cava de la vinoteca, y a la temperatura ideal. Y, mira, era casi la hora de cerrar, y les dije que vale, que me parecía buena idea." 

"Ajá"

"Bueno, el caso es que comenzamos a bebernos el vino, y cuando vamos por la mitad de la botella, me dicen que...", y para.

"¿Qué?".

"Vamos a ver como lo explico... Naiara se me acerca, y me susurra en el oído que a Steven le pongo muchísimo, y que estaba deseando acostarse conmigo desde el día que me vió.

"Vaya, con Steven y Naiara, tienen una vida sexual de lo más arreglada..."

"El caso es que Naiara me sigue susurrando que a ella también le gusto, y que por qué no hacemos un trío en el almacén".

"Y tu, aceptaste, claro"

"Coño, que bien me conoces. Del tirón. Aunque, no te creas, no estuvo para tirar cohetes. Se ve que son principiantes en ese tema".

"Pero ahí estabas tú para llevarles por el camino correcto".

"Ya no tengo ganas de dar clases a nadie. Me apañé como pude para correrme, y santas pascuas. Pero eso no fue todo".

"¿Hubo zoofilia?" preguntó riéndose.

"No seas imbécil, por favor. El caso es que cuando terminó el asunto..." hace una pausa.

"Cuando terminó el asunto, ¿Qué?"

"Vamos a ver cómo te cuento ésto, que somos amigos de toda la vida".

"Pues contándomelo. De estos dos no me sorprende nada"

"Pues nada, que Naiara me dice que están pensando en despedirte como representante, y que va a ser ella la que lleve la carrera de Steven. Y que han decidido proponerme el que Steven sólo exponga en mi galería, si a cambio, cada vez que el comprador lo traigan ellos, yo rebaje mis honorarios a la mitad."

"Cosa que se dará con bastante frecuencia, ya que la chica es una promiscua de cuidado".

"¿Así que tu ya sabías de que iban éstos?".

"Pues claro. Me lo dejaron clarito desde el principio. Mira. esta situación, o parecida, se iba a dar tarde o temprano. El chico tiene talento, y seguro que encontraría representantes más baratos que yo pronto, y la chica es, bueno, cómo es, y lo que no vende el talento de él, lo vende el "talento" de ella. Así que, aprovecha la oportunidad y hazte con la exclusiva de este artista, que te va dar tus buenos ingresos".

"Y tú, ¿cómo quedas tú en todo ésto?. Yo no quiero perder mi relación contigo por este par de elementos, aunque me hicieran multimillonaria".

"Que gran amiga eres".

"Amiga y negociante, que no quiero que cuando descubras a otro Steven, te lo lleves a otra galería".

"Vamos a hacer una cosa. ¿Me darías un dos por ciento de cada cuadro que venda Steven, venga de donde venga el cliente?"

"Si es para no perder tu amistad, me parece hasta poco".

"Pues démosnos la mano, que hemos hecho trato".

Y así fue como, conseguí, por primera vez en mi vida, ganar dinero con un artista, sin tener que mover ni un dedo.

 

 

 

Publicado la semana 122. 02/05/2020
Etiquetas
Amateur , La vida misma , En cualquier momento
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
III
Semana
18
Ranking
0 110 0