Semana
36
Género
Relato
Ranking
0 37 4

Ayer retornaba paseando por el “Camí dels Masos” al atardecer. Aun se notaba presente el batiburrillo de gente que estos días de verano lo había invadido. Una niebla pegajosa y ahumada escondía las cimas. Hacía mucho bochorno. De repente en una curva del camino, me encontré con Septiembre.

- ¡Oh Dios mío, aquí estoy de nuevo felizmente llegado, apreciado amigo mío!  – me dirigió con cortesía.

– Sé que aun no vienes de otoño estimado amigo, pero yo quería que te esperases un poco más... – le respondí - Me gustaba cuando el día era largo y luminoso, y ver brillar les muñecas de bronce en la playa con su sonrisa festiva. ¡Será que me hago viejo!

- Me miró con unos ojos adormecidos, medio perdidos entre la niebla. Parecía la mirada nostálgica de Sebastian Flyte el joven lord seductor de “Retorno a Brideshead”. Vestía con la misma elegancia aristocrática que él. No como su inseparable Charles (genial Jeremy Irons), encantador pero un poco más escueto, siempre descubriendo el barroco vestido de tweed”. Sin ninguna duda él será la encarnación del mes de noviembre.

- ¡Oh, lo siento desconsoladamente! – susurró - me temo que el verano se acaba amigo mío...  Pero no te sientas infeliz, los ocres son más elegantes que sus colores vivos, ¡tan estridentes! Te quedará mucho mejor, ya lo verás.

- Sí puede ser que tengas razón, ahora es el ocre el tono que más me conviene - pensé al mismo tiempo que la niebla abría un agujero en el horizonte, concediéndonos vislumbrar el magnífico “Cap de Cervera” envuelto de plata.

Publicado la semana 36. 09/09/2018
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter