50
El Animado

El vacío que dejamos

Las manos están frías y la frente caliente, sin embargo no se pueden juntar, se rechazan. Algo así como mi respiración y tu espalda, como todas las cosas del universo y el agujero que dejamos cuando nos separamos. Un agujero que como no se cerró se lo fue comiendo todo, el suelo, los muebles del salón, y ahora no hay quien lo pare pese a que parece haberse instaurado como una nueva realidad. No vemos el vacío que hemos dejado porque nos hemos acostumbrado y hemos aprendido a caminar sobre el espacio.

Publicado la semana 50. 16/12/2018
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
50
Ranking
0 134 1