Semana
19
Daniel Turambar

3 posturas: sentado

Género
Relato
Ranking
0 70 4

Estoy sentado. Sentado frente a un monitor en negro. Tengo las manos en la posición mecanográfica aprendida cuando aún no tenía qué olvidar. Tiene gracia... Ayer estuve en casa de mis padres. Dimos un paseo con las perras por el pueblo y pasamos por delante de la academia donde alcancé las trescientas pulsaciones por minuto. Siendo exactos, me quedé en doscientas noventa y poco, pero eso ya da igual. La academia estaba cerrada, ya nadie necesita que le enseñen mecanografía y taquigrafía. En aquella época casi todos los críos dimos clase en un verano u otro, por lo general al pasar del colegio al instituto, como si fuera un ritual de paso académico entre la infancia y la adolescencia. El local era, sigue siendo, un entresuelo. Tras los cristales aún se ven los viejos carteles, descoloridos por el sol, anunciando el método audiovisual con el que los secretos del qwerty me fueron desvelados en sesiones de mañana que repetía por la tarde. Me hizo gracia lo de audiovisual. Ahora pondrían multimedia, interactivo, on-line, 2.0, o cualquier chorrada que la publicidad del momento ponga de moda. Entonces, audiovisual era escrupulosamente descriptivo. Eran los primeros noventa; el mundo aún era un buen lugar para habitar, o al menos lo parecía. La cócker enredó la correa con mis piernas. La deslié y la regañé. Mi madre me regañó a mí. Mi padre siguió caminando como si nada con la mestiza. Le seguimos y dejamos atrás el cartelón descolorido que regresó a refugiarse en la indiferencia del olvido, como las horas que eché ahí dentro.  Joder, esto es una estupidez.

Publicado la semana 19. 13/05/2018
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter