Semana
12
Camille Lescaut

Nana para una semilla

Género
No ficción
Ranking
1 122 5

Nana para una semilla

Ahora duerme, y encuentra tu lecho en el centímetro cuadrado del que te he provisto. Cuando despiertes, penetra en la tierra, preñándola de vida. Germina tu esencia y crece. Yo cuidaré de ti con la dedicación de una madre entregada. Te protegeré del sol en verano y del hielo en el frío del invierno, para que tus raíces encuentren su sinuoso camino. En las benévolas primaveras, te abonaré, con la esperanza puesta en tu fuerza inexorable. Si te tuerces por el viento del páramo, yo te guiaré de nuevo en tu búsqueda incesante del cielo. Hasta que ya, transformada en adolescente y tozudo árbol, tu altivez me supere con creces. Todo ello a cambio de que, cuando tu madurez y mi decadencia convivan, seas tú el que me protejas. Bajo tu sombra, leeré poemas en los días soleados de agosto en que me duelan los huesos. Bajo tu amparo, me sentiré cobijado en un mundo que ya me resultará adverso. Y, ¿quién sabe?, quizás, junto a tus raíces descansen para siempre las cenizas de mi alma.

Publicado la semana 12. 19/03/2018
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter