10
Asun García

Aquellos Tres Hombres

Hace ya algunos años, un frío y triste día de invierno de lo más normal, fui con mi marido al supermercado a hacer la compra. Solamente me separé de él unos segundos, unos instantes en los que estuve a punto de perderme para siempre jamás.

Sucedió que al pasar junto a los estantes tres hombres me pidieron ayuda:

“Mi mujer no habla español y no puede venir a comprar. Necesita productos de belleza femeninos, ¿me puedes ayudar?”

¿Y por qué nos les iba a ayudar? Les busqué cremas y jabones, pero era evidente que me entretenían mientras me miraban de arriba abajo y hablaban entre ellos en árabe, lengua que no domino en absoluto.

Algo no iba bien.

Mi intuición era correcta pues enseguida me rodearon.

Me sentí acorralada; desolada; derrotada; nerviosa.

Coloqué mis manos en las estanterías, tejiendo una débil defensa pues en cuanto me empujasen para llevarme a algún sitio, tiraría todos los productos colocados en las estanterías para crear un gran estruendo. No me sacarían de allí sin pelear. Y aún tuve tiempo de pedirle a Dios que me sacase del lío en el que yo solita me había metido haciéndoles caso; acercándome a ellos; siendo amable y simpática con extranjeros de tan oscuro talante.

Mi marido me encontró, pues me buscaba, extrañado de mi tardanza: “Pero ¿qué haces? –dijo, mirándoles, muy extrañado.- ¿Qué pasa?

-Nada. No pasa nada.

 Y sin más les dije ¡Adiós!

Caminé junto a él, ensimismada; agarrándome fuerte al carro; y a punto de echarme a llorar.

“Debieron ser imaginaciones mías”, decía. Y lo más triste es que después de todo también lo pensaba. Incluso llegué a sentirme mal por no haberles ayudado.

Al rato les vi de nuevo, hablaban con una chica rubia, en el mismo lugar en el que a mí me habían abordado.

Intenté olvidar lo sucedido, quitarle importancia. << ¡Qué tonta! >>-pensaba.

Pero no, no me equivocaba, pues al día siguiente, en el periódico regional una noticia me dejó helada:

                          “La guardia civil se personó en el supermercado

                                   de la localidad de... pues una joven se escapó

                                       de un coche en marcha en el que tres

                              individuos la habían obligado a subir por la fuerza.” 

Publicado la semana 10. 05/03/2018
Etiquetas
De Piano , La vida misma , En cualquier momento , Suerte, Desapariciones
Compartir Facebook Twitter
Género
No ficción
Año
I
Semana
10
Ranking
2 298 1