51
antoncaes

Ardiendo

Y he sentido arder mi garganta,

como si de fuego se tratara al intentar decir tu nombre,

tan solo ha salido un gorgojeo como el canto de un ruiseñor

y me he dejado quemar por no querer silenciar lo que mi corazón siente.

 

El humo de lo que fue mi cuerpo,

asciende lentamente,

absorbido por las nubes en lluvia se convierte,

para descargar encima de ti y por tu cuerpo resbalar,

que tu piel absorba solo una gota da mi ser.

 

Y seremos uno.

Y sentiré tu piel.

Y beberás mi alma.

Y mi amor también.

Publicado la semana 51. 20/12/2018
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
51
Ranking
0 78 0