Semana
27
antoncaes

La ducha

Género
Poesía
Ranking
0 51 0

Y sentir caer el agua,

como un aguacero que empapa mi cara.

Y sentir como me resbalan las gotas por la espalda,

fría, helada, agradable,

hasta el punto que me eriza la piel,

como carne de gallina.

 

La dejó hacer,

miró hacia arriba, tratando de absorberla,

y me siento mejor,

al notar como las saladas lágrimas resbalan por mi mejilla,

sin saber,

si lloro por ella,

por mí, o por los dos.

 

Me abrazo a mi mismo,

me arrodillo en una esquina,

y siento como chorrea mi cuerpo.

 

Como las penas que resbalan por mi cuerpo,

se las traga el desagüe.

 

Es cuando me doy cuenta,

lo agradable que puede ser una ducha de agua fría,

para relajar tensiones y eliminar tristezas,

como si de impurezas se trataran.

Publicado la semana 27. 07/07/2018
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter