16
antoncaes

Enfermedad invisible

Temblores recorren mi cuerpo.

Mareos que me envuelve en un torbellino,

mi cabeza no es mía, no la siento así.

 

No controlo mis sentidos, ni ellos a mí.

Como en una noria giran de allá para aquí.

De aquí para allí.

 

Provocando nauseas,

que suben por mi garganta,

con ansias de salir.

 

Trago bilis,

a pesar del sabor amargo que me recorre

mis papilas gustativas.

Las arcadas producen espasmos que,

contraen mis músculos.

 

El dolor es terrorífico.

El terror es un juego de niños al que hay que jugar.

 

Álgido sufrir toca vivir,

a aquellos que han de padecer,

la enfermedad invisible.

Que nos ha tocado ver.  

Publicado la semana 16. 31/05/2018
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
16
Ranking
0 155 0