Semana
23
Amapola

La primera sacudida

Género
Relato
Ranking
0 47 0

Estabas preciosa, pero no te lo dije. El maldito cerebero, sensible a la falta de oxígeno, no era capaz de soltarme. Y lo intentaba con todas mis fuerzas, pero no podía.

Así que fingía seguir intacta mientras daba instrucciones a mis labios, temblorosos y sonrientes. Juntos, contemplamos la belleza de tu mirada, a sabiendas de que el silencio nunca juega a favor cuando se trata de la primera cita.

En fin, cómo pude dudar entonces que serías el huracán de mi vida. 

Publicado la semana 23. 10/06/2018
Etiquetas
Madrid, Perfect
Compartir Facebook Twitter
Siguiente Texto