09
ALBATROS 2705

TRISTE AMANECER

Ya la noche había caído sobre la ciudad, cuando decidimos bajar a la playa. Me convenciste, de que sólo las sombras serían testigos de nuestro encuentro. Tras un breve silencio, comenzaste a susurrar palabras de amor y yo, tonta de mí, te creí todas ellas. Mi corazón rebosaba de emoción y tras una breve lucha conmigo misma, permití que me tomaras. Cuando la luz del nuevo día alumbró mi vida, tú ya habías desaparecido.

Publicado la semana 9. 26/02/2018
Etiquetas
Relatos , En cualquier momento
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
09
Ranking
0 390 0