23
ALBATROS 2705

HISTORIA DE UNA NOCHE CUALQUIERA

El sonido incesante de las sirenas de los bomberos, alertaron y sacaron de sus camas a la mayor parte de los vecinos del barrio de “La salud”. Asustados, de inmediato se asomaron a las ventanas, con la intención de averiguar que pasaba.

Enseguida descubrieron la nube de humo procedente de uno de los edificios colindantes y con el miedo en el cuerpo, se vistieron lo más rápidamente posible por si era necesario que tuvieran que abandonar sus casas.

Las luces de las ambulancias y coches de extinción, iluminaban la calle dando un aspecto siniestro al lugar. Las camillas pronto estuvieron preparadas, para asistir a los primeros necesitados de atención.

Elvira, enfermera en una de las ambulancias, preparó los elementos necesarios para hacer las primeras curas: algodón, gasas, jeringuillas…

En una pequeña percha había colgadas diferentes batas, para el supuesto caso de que las ropas de los lesionado fuera necesario sacárselas.

Sin embargo, la cosa no fue para tanto. Pasados los primeros instantes de alarma, los bomberos se hicieron con el fuego que quedó controlado en una hora. Sólo hubo que lamentar dos quemados leves en el piso donde se inició el mismo y varios ataques de ansiedad entre los vecinos. Éstos últimos sólo precisaron de una pastilla, para calmar su nerviosismo. A medida que el fuego quedaba controlado, los bomberos salvo un retén, fueron abandonando el lugar. Las luces de los equipos de extinción y ambulancias fueron regresando a sus lugares de origen. La calle recuperó la normalidad de una noche cualquiera.

 

Publicado la semana 75. 03/06/2019
Etiquetas
Relatos , En cualquier momento
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
II
Semana
23
Ranking
0 284 0