35
ALBATROS 2705

EL ESCALADOR

EL ESCALADOR

Allá en la lejanía, asoman las cumbres más altas del mundo. El camino hasta alcanzar sus picos es duro y difícil. El escalador sabe, que cuando alcance su objetivo se puede encontrar conque las nubes bajo sus pies oculten los valles o le priven de la luz del sol y parezca que la noche se ha apoderado del lugar.

Sin embargo, como en cada montaña del universo, existe una diosa particular. Esta aparece o se esfuma misteriosamente. Va vestida con pétalos de flores y el viento del oeste remueve los mismos a riesgo de dejarla desnuda.

En sus jugosos labios se dibuja una leve sonrisa mientras, que el destello de sus ojos llegará al escalador en forma de promesa de amor y este se aventurará con prisas por llegar hasta ella.

No lograrán apartarla de su pensamiento, ni los truenos y relámpagos, ni las lluvias torrenciales. Su deseo es tan fuerte, porque la encuentra tan pura como el agua cristalina que emana de la fuente donde se ha provisto de ella para el camino.

Transcurre la ascensión y la diosa se mantiene a la misma distancia. El escalador llega a preguntarle:

—¿Por qué te alejas de mí? ¿Es qué no deseas que te conquiste?

La diosa no contesta, pero su sonrisa es a un mayor y los rayos que desprende su mirada le hacen perder la razón. Tiende su mano para alcanzarla y lo único que consigue , es caer por la grieta del glaciar hasta lo más hondo.

Publicado la semana 139. 24/08/2020
Etiquetas
En cualquier momento
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
III
Semana
35
Ranking
0 39 0