34
ALBATROS 2705

LA VIDA Y EL TIEMPO

Hoy como ayer y tal vez como mañana,

la vida arrogante y señora,

avanza día a día, semana a semana.

 

Cuando te quieres dar cuenta, y es una quimera,

La vida se te pierde,

Se te escapa, cual rápida ficción primera.

 

Solamente puedes sentirla si en su transcurrir,

Puedes beberla y asumirla,

haciendo tuyo su amargo elixir.

 

Cual bebida, su aroma envuelve nuestros sentidos,

Los aturde, los enloquece,

Más al despertar, de vuelta a nuestros gemidos.

 

Así con andar cansino, cual pobre vagabundo,

Nos ofrece con ilusión

Un último eslabón: vivir en este parco mundo.

 

Con el otoño, llega por vez primera al Hombre,

Una sensación de paz muy grande,

Un regocijo interior, al no sentir hambre.

 

Un rescoldo de fuego, eso sí encendido,

Que, con un suave soplo,

Puede verse de nuevo en ti prendido.

 

Es el reposo del guerrero, del amante, del soñador,

Es la toma del aliento

Para un sueño, largo y eterno de amor.

 

Así, juntas las manos, las caras, los cuerpos y corazones,

¡Oh! Dulce cadena de amor,

Se harán menos azarosas nuestras aflicciones.

 

En ese frágil transcurrir, llegaremos al tramo final.

Sobre nuestro cuerpo hay escrito,

El largo o corto resumen, de nuestra vida material.

 

Añadiremos a nuestro viaje, cantos y vanos loares,

Que hagan más corto el camino

Para conseguir la felicidad, en otros lugares.

 

Publicado la semana 138. 17/08/2020
Etiquetas
En cualquier momento
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
III
Semana
34
Ranking
0 94 0