Semana
11
ALBATROS 2705

EL MENDIGO

Género
Relato
Ranking
0 61 0

Aurora caminaba con la mirada perdida. Hoy era uno de esos días, en el que los humanos desean desaparecer de este mundo. Pero, el azar a veces juega con nosotros.

La voz de un mendigo, que pedía a la puerta del supermercado, la sacó de sus pensamientos.

—Una limosna, por el amor de Dios —suplicó el indigente.

A sus oídos llegó aquella petición como un lamento. Su reacción un tanto mecánica, ya que no dejó de pensar en los problemas que la agobiaban, fue echar mano del monedero. Al no encontrar moneda alguna, le dio un billete de cinco euros y prosiguió andando. Pero, la voz del mendigo la hizo detenerse y mirarlo.

—Gracias buena mujer, que Dios con su luz te ilumine y guie.

Entonces vio al hombre. Estaba sentado sobre un abrigo raído y sucio. Su cara con barba de más de un mes y desaliñado, no le decían nada; pero, al mirarlo más detenidamente, observó que le faltaban las dos piernas y que sus brazos mostraban los efectos de una parálisis. Aun así, aquel hombre sonreía.   

Su cuerpo se estremeció, esbozó una triste sonrisa y continuó su paseo.

Aquella dura imagen la persiguió durante días. ¿Tan graves eran sus problemas, que no podía ni siquiera sonreír?

Cuando días después fue en busca del indigente, se encontró con que éste había muerto.

Publicado la semana 11. 12/03/2018
Etiquetas
Relatos , En cualquier momento
Compartir Facebook Twitter