05
ALBATROS 2705

AMOR IMPOSIBLE

Todo ocurrió en un abrir y cerrar de ojos. No sé dónde tendría yo la cabeza, pero la cuestión fue que derribé a una conductora que iba delante mío. Si bien la mujer reaccionó con cierto enfado, (y no la culpo de ello, pues podía haberla hecho mucho daño) sin embargo, al mirarnos se creó una corriente entre nosotros.

Intenté disculparme por mi poca atención en la circulación y no se me ocurrió otra cosa, que invitarla a tomar un café. Fue dicho y hecho. Ella aceptó de buena gana, pues deseaba de paso adecentarse la ropa, que había quedado maltrecha por la caída.

Ya en la cafetería, me presenté.

—Álvaro, puedes añadir “el torpe” —le dije alargando mi mano para estrechar la suya.

—Maribel. Como habrás podido observar “la gruñona” —dijo aceptando la mía

Nos pusimos a reír ante tamaña ocurrencia, pues después de lo ocurrido hubiera sido comprensible, no estar de buen humor. Pero, hoy me doy cuenta, fue lo que más me gustó de ella.

Aquel café se alargó más de la cuenta, ya que ambos nos encontrábamos a gusto charlando. Ella, me dijo poseía una tienda de ropa femenina. Por mi parte le expliqué que era profesor de lengua en un instituto de la ciudad.

Pero, ninguno de los dos sospechó, que aquel casual accidente nos llevaría a una serie de encuentros amistosos, que poco después nos revelarían que estábamos profundamente enamorados.

Un día me encontraba apunto para salir, cuando recibí un mensaje suyo. Las dos palabras que decía alegraron mí corazón. “Necesito verte”. Sin embargo, no esperaba el desenlace de aquel encuentro.

Cuando llegué a su casa la encontré abatida. Quise consolarla, pero ella se negó. El motivo estaba fundado, en que aquella tarde regresaba su esposo de un viaje y a pesar de que nos queríamos, ya nunca volveríamos a vernos.

 

* Seleccionado Letras con Arte

 

Publicado la semana 109. 27/01/2020
Etiquetas
Relatos , En cualquier momento
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
III
Semana
05
Ranking
0 157 0