Semana
05
ALAS DE TRAPO

ASISTENTE SEXUAL

Género
Relato
Ranking
0 143 1

EL PLACER

Mientras las manos de EL  recorren palmo su cuerpo desnudo, ELLA saborea el instante robado, quieta, tranquila y a la vez expectante del momento en el que sentirá como la vida la llena como nunca antes lo había hecho. Se deja hacer con el deseo de poder también acariciar, de seguir la silueta de EL de recorrer con sus labios cada rincón de aquel precioso cuerpo, pero no, ese instante compartido es solo eso un instante donde su cuerpo se pierde en el deseo. Se deja llevar, y siente como nunca antes sintió su cuerpo vibrando el cual, parece que vaya a romperse en cualquier momento y se va, alguien le dijo que al orgasmo también se le llamaba la pequeña muerte, que paradoja, ELLA que en esos minuto se siente más viva que nunca. Mientras EL sigue acariciando su cara y con besos seca las lágrimas de felicidad derramadas en un momento de dicha, es su derecho, gozar de su cuerpo algo por lo que ha de pagar, no le importa, pasados los cuarenta pocas cosas importan aparte de esos instantes de gozo.

 

ELLA

Nunca conoció otro cuerpo que aquel suyo que nunca obedeció a sus deseos, falta de oxígeno en el momento de nacer, a ELLA no le importa por qué sino los logros que a pesar de sus limitaciones ha sido capaz de conseguir. Constante, responsable, perseverante……son algunas de los adjetivos que la definen. También posee ese tipo de belleza interior de aquellas personas luchadoras y con una empatía especial, sabe escuchar, que remedio! Cuando las palabras cuestan de salir y se agolpan en el cerebro esperando a alguien paciente que las escuche. Desde muy pequeña tuvo que asumir que nunca nadie la amaría más que sus padres. Que difícilmente ningún chico tendría la suficiente paciencia para esperar que acabara una frase, que su cuerpo rígido y con múltiples espasmos podría nunca parir un hijo a quien poder amar y que, era imposible pensar que alguien la pudiera amar y mucho menos llevarla a descubrir la magnitud de su cuerpo. Deseos que duermen en un cuerpo ansioso de ser acariciado hasta llegar a la cima del placer, figura casi inerte y  abandonada hasta que apareció EL.

EL

Jugando con la vida, descubriendo las almas que habitan más allá de los cuerpos, ya desde muy joven intuía que la auténtica belleza no se ve a simple vista, recorrió rincones humanos en su afán descubridor, aprendió a cuidar de los cuerpos abandonados dejando de lado aversiones y horror. Todo tiene su lado bello, todo tiene un significado, todo en la vida tiene una razón por mucho que esta sea sangrante, personas como ELLA tienen una finalidad aunque esta solo consista en hacer remover la parte dormida más humana.

EL es un asistente sexual, alguien que cobra por proporcionar placer a aquellas mujeres cuya discapacidad les impide en muchos casos darse placer a ellas mismas. Algunas veces, ha tenido que ayudar a que parejas de personas con discapacidad puedan tener un contacto físico que sus condiciones corporales les impiden. Vive el placer de los otros como algo cercano a él, como ayudante, observador que comparte instantes de placer y de gozo. Sabe que su profesión no está recogida en ningún manual, que raramente puede explicar a sus allegados en que consiste su trabajo y que esta sociedad hipócrita que se empeña en esconder la sexualidad de los discapacitados nunca podrá comprender, como mucho le llamaran por otro nombre, más oscuro y que refleja otra realidad tan sombría como la falsedad de una parte considerable de la raza humana.

Publicado la semana 5. 30/01/2018
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter