Semana
37
ALAS DE TRAPO

MI PIE IZQUIERDO

Género
No ficción
Ranking
0 14 0

Adoro mi pie izquierdo, es fuerte, mágico, sublime…..todos los adjetivos buenos me parecen poco para él. Mi pie izquierdo es serio y responsable a la vez que alegre y divertido. Gracias a el he podido dar miles de saltos, caminar miles de kilómetros, pedalear y pegar patadas con fuerza a pelotas imaginarias e incluso a veces reales, tampoco importa mucho ya que el futbol no es mi fuerte, pero con todo y con eso mi pie izquierdo siempre ha sabido salir airoso en eso de las patadas aunque estas fueran dadas a un niño incordiador.

Me gusta mi pie izquierdo el cual esta magníficamente diseñado y tan bien fabricado que de forma solidaria desde que recuerdo siempre ha trabajado por dos. Con todo esto no quiero decir que no le tenga cariño a mi pie derecho, pero claro el hace solo lo que puede, es como mi pequeño mimado que siempre obliga a ser cuidado, nada que ver con el izquierdo a quien siempre le ha tocado aguantar todo el peso de mi cuerpo.

Gracias a mi pie izquierdo he podido andar, correr, brincar……y lo hacia todo casi solo ya que la fuerza de mis dos pies se concentraron solo en él. Pocas veces se ha quejado, solo la edad y el SPP lo han  llevado a que ahora tenga que descansar más.

 

No comprendo porque se toma como algo terrivbleble levantarse con el pie izquierdo ya, que resulta que desde que tenía 18 meses y a partir de un día fatídico en que la polio quiso ser mi compañera de vida, las secuelas de esta enfermedad quedaron ancladas en mi pie derecho al que siempre he tenido que tratar con mucho mimo y olvidando bastante al otro el que siempre ha hecho un trabajo excepcional. Así que no puedo hablar de días marcados por levantarme con el pie izquierdo ya que cada día quiera o no me levanto con dicho pie y hablar mal de el es como hacerle una putada ¿Me comprendéis?

Publicado la semana 37. 12/09/2018
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter