21
ALAS DE TRAPO

LA CAJA DE LOS BOTONES

Todo empezó por casualidad como la mayoría de las cosas. Una escuela mediana, en medio de una pequeña ciudad, Cira tiene seis años y hasta ahora nunca ha ido al colegio, menudo problemón para los docentes acostumbrados estos a que los niños inicien su andadura escolar en P-3. En principio e inexorablemente la niña va a la clase de adaptación para ver como evoluciona, aún nadie tiene claro cuál ha de ser su lugar.

La caja de metal muestra unas imágenes florales, similar a cientos de cajas similares, solo que dentro se encuentra el preciado tesoro de Cira, un número incalculable de botones de todas las formas, tamaños y colores, con ellos la niña compone cuentos, canciones, habla de países, ríos y peces, suma, resta, multiplica….no hay nada imposible para la imaginación cuando una maestra paciente observa y deja hacer.

El éxito educativo de Cira y su caja de botones pronto se extiende por toda la ciudad, alguien lo recoge como uno de los mejores éxitos educativos ¿Y si toda esa matraca de repeticiones imposibles de letras y números no tuviera sentido? ¿Es posible que toda la sabiduría humana sea capaz de desarrollarse gracias a una caja de botones?

Entran en juego psicólogos, maestros y pedagogos, estudiosos del proceso cognitivo y evolutivo de los niños y de forma unánime se decide que dentro del curriculum escolar no puede faltar el aprendizaje a través de la caja de botones. Está en principio centrara la mayoría de las actividades de la clase, la utilizara cada niño a su antojo tanto si lo que se estudia es medio natural, matemáticas o lengua, el éxito está asegurado si este crece junto a la imaginación.

Pero como se producen variables un ilustre pedagogo marca algunas pautas a tener en cuenta: la caja es preferible que sea cuadrada (las redondas provocan angustia en algunos niños por eso de la discontinuidad). Poco después un psicólogo eminente recomienda que los botones sean de colores claros y que se evite el color rojo ya que este es el responsable de los casos de agresividad. Con cada estudio nuevo, se van dando nuevas modificaciones: Caja rectangular de medida regular, decorada con tenues pinceladas azul cielo. En cuanto a los botones tiene que ser exactamente veinticinco en tonos anaranjados y grises. Por otro lado el uso de la caja no puede entorpecer el buen funcionamiento de la clase para lo cual el juego obligatorio con la caja solo será posible los jueves por la tarde.

Y de golpe todo cambió ya que llegaron nuevos aires, en el último congreso sobre educación un tímido maestro habló de un nuevo método ya que  en una de las clases de su pueblo había aparecido un niño con una pequeña caja de engranajes de metal, los resultados académicos eran de los mejores. Este es el motivo por el que en la actualidad nuestros alumnos tienen que asistir a clase de forma obligatoria con una caja de mecánico.

Publicado la semana 21. 22/05/2018
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
21
Ranking
0 176 4