Semana
01
ALAS DE TRAPO

VOLAR CON ALAS DE TRAPO

Género
Relato
Ranking
0 121 0
Anterior Texto

VOLAR CON ALAS DE TRAPO

Érase una vez una niña que corría imaginándose en el aire, sus piernas aun inseguras arrancaban al vuelo cual pequeños motores. El zumbido del viento estallaba en su cara mientras la pequeña cerrando sus ojos estiraba sus brazos como alas y volaba.

Esta niña, idéntica a otros miles de niños y de niñas era la alegría de la casa, sus risas rompían la monotonía de los días calurosos de verano o alimentaban el fuego en los crudos días de invierno. Volar….el deseo primitivo, volar surcando los mares, volar viendo desde arriba pueblos, campos y ciudades, volar siguiendo el compás que marcaban los dos motores.

Érase una vez un monstruo que se alimentaba de los sueños de los niños, un monstruo que elegía con cautela y con tesón, un monstruo que no cejaba en su empeño de perseguir a los niños para robarles sus sueños. El monstruo se acercó a nuestra niña y sin piedad la atacó.

Días llenos de tristeza, avioncito estropeado que ya no puede volar, que lucha por ver el cielo dentro de un pulmón de acero, que después cambia el viento y el aire por el agua convirtiéndose en un pez. Y todo nace de nuevo, todo vuelve a resurgir.

Érase una vez una niña a quien por siempre un monstruo hizo compañía, piernas de trapo no pueden volar, dos motorcitos estropeados, a veces solo uno con el que es difícil despegar. Es entonces cuando se hace el milagro y aparecen las alas de trapo, alas mágicas que elevan más allá de la imaginación, vida dura y a veces triste pero siempre acariciada por chispitas de ilusión.

Volar con alas de trapo es aprender a vivir con el deseo de mejorar, es soñar lo inimaginable, es luchar por abrirse camino, es crecer superando fracasos y frustraciones, es tener una capacidad de resiliencia enorme.

Volar con alas de trapo es creer en los brazos curativos de una madre, es tener hermanos y amigos que nos arrastran en post de ellos a fantasear. Volar con alas de trapo, son sentimientos, canciones, trozos de vida, momentos, instantes, ráfagas de viento, dolor e ilusión.

Frida Khalo otra niña más que se hizo mujer en compañía de su monstruo particular dijo un dia: “Pies para que os quiero, si tengo alas para volar!. Y yo estoy aquí escribiendo, soñando, imaginando miles de vidas reales o no, y volando ¿Cómo no? Con alas de trapo.

Publicado la semana 1. 19/09/2018
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter