Semana
50
Zamoranita

Haciendo sonar tus llaves

Género
Ranking
0 58 2
Desde la cocina escucho que alguien abre la puerta de casa y fantaseo con que esta vez eres tu, una y otra vez. Parezco volverme loca pues sé que es imposible pero son tantas las ganas que hasta me lo creo, a pesar de no oír tu hola tras abrirla, me concentro fuerte pensando "que la dejen abierta..." como tu hacías y todo parece joderme cuando oigo: PUMMM ( portazo). Agarro tus llaves, la de la oficina y me imagino que eres tú quien me mandó bajar a por algo, a cerrar, al garaje... Entonces mando las llaves por el ascensor para que las recojas pensando que eres tú y no mamá , repito las mismas acciones para no sentirte tan lejos o para sentirte aunque sea sólo imaginativamente; incluso trato de protestar por tener que hacer algo para que sea una situación mas creíble como tu siempre me decías: _ ¿ Para qué protestas si lo vas a hacer igual? Supongo que no soy yo sino protesto, asique me concentro en pensar que no quiero abrir esa trapa porque no quiero coger esas cajas y lo hago de mala gana, porque siempre soy yo la tonta a la que le toca hacerlo, me meto en el mejor papel de la actriz de mi misma siendo o no, tan adolescente. Es entonces cuando oigo tus palabras: te costaría menos si lo hicieras de buena gana y es así como puedo tenerte aunque sólo sea en mi cabeza.
Publicado la semana 50. 13/12/2017
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter