06
Sol

MEDITERRÁNEA(MENTE)

Al conocer sus orígenes escandinavos, inmediatamente, los nombres de los muebles ikea, sonaban a música en composiciones de consonantes irreproducibles. Y en la calle, los Volvo y Saab contaminaban diferente, en humo digno de suspiros imprevistos.


Tengo grabadas sus huellas de una sola madrugada. Unas horas en las que no soñamos con dormir hasta habernos devorado. Tras haber sondeado todas las posibilidades y estrategias con ropa, nos vestimos de piel con el cuero del otro. Las fusiones de éxito se estampan en caliente.
Las caricias hirieron sin parapetos de tela, dolieron los besos, quemaba la boca en hipopresivos guturales. Casi no quedó poro sin sellar, sin rociar en saliva. Aullamos explotando en exprimidos abrazos, en compresiones súbitas. Y mientras, entre dos rostros que nada cabe, comprendí por qué sí era con él, desde el principio. Imprimí en la memoria de mis manos la cicatriz vikinga de su hombro.


Ahora, con el vacío de un cuerpo solo, me pregunto cómo se puede sobrevivir en el infierno tras un paraíso… ardo en miedos. Si al menos supiera que podrá soportar mis agudos ataques de necesidad pura, que querrá acogerme cuando resulte insoportable en mis ganas de tenerle, que calmará mi voz maleable cuando ansíe su presencia.
Hoy se lo he dicho, he mirado a sus ojos nórdicos y le he pedido que anestesie mis recuerdos con su aliento en vivo, pero solo me ha dedicado una gélida expresión interrogante, y yo, yo me pregunto si se está haciendo el sueco.
Publicado la semana 6. 21/02/2017
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Año
I
Semana
06
Ranking
0 163 5