Semana
61
Género
Relato
Ranking
4 131 0

En la mesa, delante del ordenador, escucha como llaman al teléfono privado del jefe de la sucursal. Ella tiene su puesto justo al lado de la puerta de cristal y distingue perfectamente ya ese tono; es su mujer.

No es el tono jovial de cuando llama uno de esos tipos pelotas, a los que él cree tener como amigos. No hablan de la última cacería, ni de los gin tonics del domingo.

Ni el tono manso, tono de vasallaje, que utiliza cuando la llamada es de alguien del banco, pero de la zona noble, no de las míseras sucursales.

Es un tono déspota, cruel, al tiempo que marca la distancia entre quien está por encima y quien aguanta debajo. ¿Por qué soportará esa mujer ese tono, ese trato, esa forma de sometimiento?

Pasan unos instantes en los que él siempre parece escuchar. Después la primera frase es la misma siempre: “Mar, no he entendido absolutamente nada de lo que has dicho

Es mucho más efectivo que insultarla. Mucho más vejatorio. Día tras día escuchando cómo no eres capaz ni de expresarte.

La segunda, la tercera frase nunca las recuerda, porque ella vuelve mentalmente a su trabajo preguntándose cuándo va a dejar esa mujer a ese tipo.

Publicado la semana 61. 28/02/2018
Etiquetas
I Will survive , Dictaduras , En un círculo de mujeres , comprensión
Compartir Facebook Twitter