52
Nuria López Blázquez

Final literario

Este año no he logrado terminar el gran reto de los 52 Golpes, a mi pesar. La vida se nos complica. A menudo la complicamos nosotros mismos y más en estos tiempos de crisis permanente, en los que nos vemos obligados a seguir formándonos hasta el final de nuestra vida laboral, en caso de consigamos llegar a ese final en situación activa. 

 

Tres hijos, un trabajo a media jornada y un máster a distancia, no me dejaron mucho tiempo para escribir una vez en semana este 2018. 

 

Y sin embargo las ideas siguen fluyendo literariamente, y me sorprendo a mí misma contextualizando situaciones de cada día, como si las redactara para otros: “respondió al teléfono deseando que no se tratara de un nuevo pedido extraviado en plenas navidades” o “sonreí lo más naturalmente que fui capaz, al tiempo que en mi interior deseaba que dejara de tratarme como a la secretaria que nunca, jamás, en toda su vida tendría. Su desprecio era tan evidente que cada palabra la hería físicamente, como si no se tratase de sílabas unidas, sino de puñaladas que la clavaba despiadadamente”.


 

Una escritora no deja de serlo pese a que el tiempo de asueto se reduzca y se vea envuelta en deberes de los hijos, trabajos absurdos, exámenes tipo test y de desarrollo y prácticas de un máster tremendamente exigente, salidas extemporáneas con la pareja, visitas a urgencias y vacunaciones infantiles, además de cinco horas de trabajo diarias, tratando de que cundan como ocho al sorprendente precio de…nuevas canas, dolor de estómago permanente y ansiedad al terminar cada jornada laboral. 

 

2019 será mi año, sin duda. No es una frase hecha. Va a serlo. 

Lograré terminar mi novela porque, una vez que tienes en tus manos un libro editado, como el que hemos logrado sacar adelante con los relatos de los 52 Golpes en 2017, una vez que hueles la tinta, pasas y repasas los textos de tus compañeros de aventura literaria y acaricias la portada, descubriendo la cuidada edición de este objeto magnífico que recopila una antología en la que has participado con tanta ilusión y constancia, es imposible no perseverar en el sueño de toda una vida. 

¡Feliz 2019 literario!

Publicado la semana 104. 30/12/2018
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
II
Semana
52
Ranking
1 105 0