34
Néstor Villazón

Cincuenta y dos esbozos de mí mismo (XXVIII)

En el amor, como en la vida, siempre sabemos qué es lo correcto.


*


Determinar qué es o no lo correcto se encuentra fuera de nuestro estudio, porque está en nosotros mismos.


*


Ante la duda, estás equivocado.


*


Actuar equivale a buscar una salida.


*


La meditación nos lleva a la pregunta “¿Por qué no hemos actuado?”


*


Ningún intelectual cambiará el mundo.


*


El intelectual alienta a quien sí actúa.


*


En el amor, como en la vida, nos encontramos en una encrucijada de la que no podemos salir.


*


Esa encrucijada se denomina madurez.


*


La madurez es la justa construcción de ti mismo.


*


Puedes no estar contento con quién eres, pero es justo el estado al que has llegado.


*


Si hablásemos de las circunstancias que nos dominan fuera de nuestro juicio (como una enfermedad) estaríamos hablando de una indeterminación.


*


No puedo tomar juicio sobre una indeterminación, sólo acerca de lo que domino.


*


Lo que puedo hacer es buscar un objetivo, aceptar la indeterminación.


*


En cada juicio que creamos emitimos una respuesta hacia el otro.


*


Nuestra posición en el mundo domina sobre el otro.


*


Somos indeterminación hacia el otro.


*


Este es el motivo de la incoherencia comunicativa que nos atañe: todos somos distintas aristas que dominan sobre una única superficie, inabarcable e incuestionable, pues se encuentra fuera de nuestras fronteras.


*


Dicha superficie se llama vida.


*


Dicha vida nos hace libres.


*


La libertad es indeterminación y riesgo.


*


Ante la libertad sólo cabe más libertad, porque estamos solos y sin dueño.

Publicado la semana 34. 30/08/2017
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Año
I
Semana
34
Ranking
0 213 0