Semana
09
Género
Ranking
0 33 0
Todo el mundo espera. Tú también.

Siempre se espera algo, que puede ser torcido, recto, suave o brusco, parcial o entero.

Solamente hay una pequeña parte de nosotros que no quiere esperar.

Pero esperamos.

Como un caballo salvaje, podrás dejarte domar por el pavor de no obtener lo que deseas.

Pero la naturaleza pondrá el filtro para saber cuándo debes acabar con tu idiotez.

¿A cuenta de qué extraño ritual te autoconvences de la no existencia de ese vacío?

A la misma cuenta a la que cargas todos tus desmanes, asimétricos, en noches de hotel con desayuno.

Es esa tu suerte. Y tu destino.

Sorpresa. Algo cambia en tu red de amor a la vista de lo que no te gusta.

Ahora es la siempre atenta mirada de quién recita el alma lo que se topa con un "no pensar" casi divino, en vías de extinción.

Gracias por todo. Gracias por nada. Todo es uno y nada es nada.

Aquí yace el camino que nunca emprendieron los dos bólidos a la carrera que compiten por un puesto junto al Sol.

Adiós, mi pequeña fuente de susurros.

Después de esto, ya nada valdrá nada. O todo lo demás valdrá demasiado.

Te observo, pacientemente irrespetuoso, desde la mínima distancia imposible del azar.

Y te espero.

Porque... ¿te lo había dicho ya? Todos esperamos.
Publicado la semana 9. 05/03/2017
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter